21 mar. 2011

GEOMETRÍA CEREBROVASCULAR



Hubo una vez un tiempo en el que el cuero olía a cuero y las masas no vestían bolsas de basura que pretenden pasar por cazadoras. Un tiempo en el que un grupo neoyorkino devolvió el género a su lugar, prostituido por escaparates Inditex y ese cáncer llamado Mtv. Esa banda decían ser The Strokes y me pillaron joven, convirtiéndose en uno de mis referentes en plena pubertad. Su debut aportó a la escena algo de aire fresco, en esencia. Demasiada pose juvenil? Puede, pero a todos los amantes del pitillo negro nos devolvió algo de fe en el asunto. Con This Is It? (2001) no estaba todo perdido.

Desde entonces ha llovido, y bastante. Tras la pequeña patata en forma de disco titulada First Impressions Of Heart (2006), 5 años de silencio dan para pensar las cosas. Digamos que eran ellos los que estaban en deuda y no nosotros. Renovarse o morir, dicen. Ahora Angles (2011) tiene el desafío de responder a expectativas de cara a legados anteriores. Los de Casablanca regresan a sus orígenes, o eso venden. Tendremos la ocasión de verlos este verano por Benicàssim, para entonces ya habrá habido suficiente tiempo para diagnosticar si Angles está o no (Ono es un canal) a la altura de etiquetas como 'Salvadores del Rock'. El largo tiene algunas piezas bastante dignas, como la grande Under Cover Of Darkness, 100% sonido Strokes, y por otra parte, no se si por modas tropicales en activo y reductos Afro-Beat hay un nuevo ángulo en su música, placas como Machu Picchu o Two Kinds Of Hapiness son muy de pantalón pinzado y hombreras, muy hilo musical de la hamburgueseria de Salvados Por la Campana. Y a mí, me han ganado. Disfruten del show...


1 comentario:

AUH dijo...

the strokes?.............mmmmmm no me provokes¡¡¡¡