31 jul. 2010

SUMMERTIME Vol.2



Te tumbas y dejas hacer al mundo. Tu única función, observar. Pides refrigerios que no dejas deshacer mientras tu pie acaricia la hierba. Sudas, pero eso hoy no es un problema. Tu mejor compañía son esas gafas de sol que ni siquiera te molestas en colocar bien. Suena 'Estirado al Sol' de los Pinker Tones mientras le construyes una vida imaginaria a tu vecino de toalla. Todos te sonríen.

La ducha de la tarde te eriza la piel y deja en tí una sensación virginal que el alcohol prostituirá según avance la noche. No es libertad lo que sientes, sino irresponsabilidad. Pieles que se tuestan y muestran placeres reservados sólo para el invierno.

La reconciliación con tu despertador ha liberado a tu almohada del tiempo y sus inclemencias. Apenas sueñas, por que es en el plano real donde quieres hacerlo. La vida pasa en Super 8 y tu eres el actor protagonista. Corres cortinas y aireas tu vida. Te ves mejor. Te quieres más y no es por desayunar sin prisas ni con diamantes, ni por vestir cualquier trapo a medio poner. Te quieres más por que te has ganado estas vacaciones (o no). De todos modos no importa, estas aquí y has llegado para quedarte, al menos por un tiempo. Hasta que volvamos a colgar las chanclas y sacar del armario el traje gris de la monotonía. Pero eso, ya llegará.

Tu mejor postura para este verano no tiene descendencia hindú, los brazos por detrás de la cabeza son la mejor opción. Mirando al cielo. Ya casi eres experto en astronomía estival.
Medio lees libros que desconoces el autor, pero siempre dejas hueco en tu maleta para algo de Bukowski o Chuck Palahniuk. Te atrincheras con montones de pelis fast-food hollywodienses, pero sólo tienes ojos para Marlene Dietrich. Sabes que ella nunca te abandonará.

Y mientras los días tienen cada vez más difumino Polaroid, la arena seca se acumula en tus piernas. Saboreas cada nota musical como nunca habías hecho, exprimes el jugo de lo inmediato y te sacias. Tu cuerpo es un trozo de carne tirado al sol. Ni siquiera te ves capaz de salvar al mundo. Aquello llamado preocupación se ha marchado para no volver en un tiempo. Así que disfruta con esta recopilación que te ofrezco from my heart para estos días de verano y no los de Amaral.


-SUMMER TIME Vol.2-

Chemical Brothers - Swoon (Boys Noize Summer Mix)
Javelin - Std Fury
Gorillaz - On Melancolly Hill
Joan Miquel Oliver - Hansel i Gretel
The Pinker Tones - Estirado al Sol
YACHT - Nausea
White Ring - Suffocation (LosCampesinos! Remix)
Florence And The Machine - You've Got The Love
Oriol - Jam
Breakbot - Baby I'm Yours (feat. Irfane)
WebQueawry - Searching (Mam Remix)
Yeasayer - Wait for the Summer
Donna Summer - She works hard for the money
BMX Bandits - Nuclear Summertime
Gossip - Heavy Cross (Fred Falke Remix)
Monarchy - The Phoenix Alive
Uffie ft. Pharrell - A.D.D.S.U.V. (Carte Blanche Remix)



25 jul. 2010

QUE NO TE LA DEN... FUCK FIB



En este país se comete el craso error de valorar las cosas según cifras, rankings y otras estúpidas estadísticas. Y más si todas esas listas, galardones y status están controlados por los propios eventos, éstos a su vez son controlados por la maraña mediática, controlada ésta por las instituciones. Es el pez que se muerde la cola. Es como si vas a comer a un restaurant y disfrutas la comida según el precio que pagas. ¿A más precio sabe mejor? Qué estupidez. Ay, las cifras y su puta madre. Y en medio de toda esta conspiración contra la libertad individual, se encuentra el modernillo-medio de a pie, con un poder adquisitivo a años luz del perfil del 'festivalero modélico'. Es de sobras conocido el lugar que ocupa el Festival de Benicassim en la escena indie-cañí. Y tras su paso cada verano, los 'periodistas' del gremio se afanan a romperse las manos y hacen correr ríos de tinta ensalzando este evento al Olimpo de los Dioses de los Festivales. Atajo de untados.

Y es que me hace gracia, por no decir otra cosa, ver como un evento al que asisto cada año (mi idilio con el Fib va más allá de teenagers que leen la Rolling Stone, calzan Victoria's y sus papis les regalan el abono en Febrero) y el cual ha mermado considerablemente la calidad de su oferta, diría que este año oficialmente el FIB ha entrado en estado vegetativo. Pero te das una vuelta por blogs, revistas y demás esbirros de la industria cultural y tras leer sus crónicas dan ganas de cortarte las venas de no haber asistido. Como si se hubiera cocido otro Woodstock y tu sin enterarte. Tras la compra del FIB por parte de Vince Power (al loro con el nombre y la foto), el magnate de los festivales europeos, capo de Glanstonbury entre otros, el futuro del festival parecía vislumbrar una nueva etapa de esplendor, grandes dosis de socialización (¿en un festival? Por supuesto, de eso se trata) y una nueva identidad fiber. Quién pensaba eso, yo el primero, se equivocó con creces.

Lo de este año rondaba ya políticas auswitchzianas. La randomización hooligan llevada al extremo ha venido para quedarse. Y aún es pronto. Precios engordados, atracciones a lo chungos de Bristol con gorra y chubasquero y el line up más incoherente que haya visto nunca.
Tijeretazos a viejas glorias como la carpa Mustang y sus actividades entre otros crímenes, la lista es interminable, creedme.

¿Pero algo bueno tengo que haber visto en 4 días de festival, no? Mmmmmmm, bueno... Digamos que con algo me quedo. No es mi intención currarme una crónica profesional, objetiva y siguiendo los valores clásicos del periodismo and his fucking mother. (Fatboy Slim is fucking in heaven, lo siento no podía evitarlo) Más bien es amortizar mi descontento para y con el Fib.
¿Pero entonces por que coño vas?, pensarás. Digamos que esta al lado de my home y cada año me cuesta menos entrar en el Fib, y lo de entrar alberga infinitas definiciones.

Pero he de decir que en el transcurso de estos días, me lo he pasado genial (¿Tú disfrutas en la vida sometime, Llanter? Of course, friend, siempre que suene Judas Priest y tenga mi musa al lado.) Puedo decir que he vuelto de Benicassim con muchos buenos momentos, conociendo gente con la que vale la pena cruzarte en la vida y demás eufemismos propios de Pablo Coelho. Y uno de esos momentos fue sin duda la actuación de un negrata en el Escenario Verde domingo noche. Mi viejo amigo from London de lengua viperina y boca metralleta: Dizzee Rascal.

Una hora, ni un minuto más ni menos le sirvió Dizzee para poner Benicàssim patas arriba. Y es que le hacía falta un poco de flow a esta cita. El contexto era idóneo: una marea de guiris que de negratas tienen menos que yo, se rompió los huesos con la actuación del enfant terrible de Bassement Jaxx. Se que muchos tacharán de sacrilegio que no mencione más cosas que por allí se vieron estos días. Joderos. Ningúna víctima de la serie Skins (entiéndase eso como adoradores de Foals y Calvin Harris) va a venir a decirme de que he de hablar in my World. Pero os diré que sí, que Boys Noize tendrá su momento. By the way, momentazo Fib (aparte de la inevitable Bonkers) Sir Dizzee Rascal rapeando sobre el Pon de Floor remixado por Afrojack que se avecinaba sobre nuestras cabezas cual ave rapaz. Los más avispados lo vimos venir y cogimos el vaso con fuerza.

Y como la deuda que tengo con mis drugos es grande, esta vez toca subir el último de Rascal, que la verdad no se por que estaba ya entre las filas de LaKochera.

Hasta más ver, meine freund.


JAVALINAS INTERTEXTUALES



La crítica especializada suele correrse agenciando etiquetas a los cantantes o delimitando el contexto en el que ellos creen que deben estar con el fin de tener toda la escena estructurada. Sí, esta película ya la he visto. Pero suele pasar, que a veces, ciertos grupos son el quebradero de cabeza de estos depredadores de las tendencias musicales y su clasificación es harto laboriosa, por no decir imposible. Y ojo, no es que jueguen al despiste, simplemente su concepción musical va mucho más allá de modas o escaparates rítmicos. Esto es más o menos lo que les ocurre a Javelin.

Desde 2004 Tom Van Burskirk y George Langford comparten proyecto audible. Javelin nació en Providence, Rode Island, donde es normal encontrar a cerebritos artísticos con universos propios como Lucky Dragons. Javelin son dos personalidades paralelas que se complementan a la perfección. Este año vio la luz su segundo disco, No Mas (2010) colgado en el blog de nuestros amigos especiales hace un tiempo y del que te recomiendo su escucha.

Pero vamos a retroceder un poco más para hablar de su primer trabajo. Jamz N Jemz, oda al sampler positivista y antidepresivo. Desde la música concreta al mush-up, han pasado ya más de cien años de explotación creciente. Y Javelin vienen a ser los profetas o visionarios de lo que parece aguardarnos en la escena en los próximos años. Este Jamz N Jemz era repartido de mano en mano en CD-R en los directos que ofrecían en sus inicios y está compuesto por recortes tanto de cosecha propia como ajena. Sampléame, como dirían los Pinker Tones.

El disco es una rareza compuesta por 25 cortes, cada cual más peculiar, donde tiene cabida todo dios. Hip Hop, Funk, House y hasta vals, rocíado todo ello con mucho color. Por que si hay algo que califica a Javelin, es su vitalidad. Su música es lo necesario para superar cualquier depresión o deficiencia emocional reducto de la leve vida occidental (oi oi oi...) Música a todo color. Las 4 estaciones del pop.

Un servidor, que siempre ha sido amigo del 'doityourself', los mush-ups y el 'artisshit' pero más aún de mandar a la mierder a entendidos que hilan tan fino que consideran plagio el arte de samplear, no puedo tener más elogios para Javelin. Fórmula postmoderna hastiada de que en la escena todo tenga principio y fin, sin el consentimiento de poder 'jugar' con lo ya expuesto por otros anteriormente. Véase también plagio, aunque prefiero llamarlo intertextualidad o simplemente 'tributo'.

Colorea tu verano con Javelin, maldita perra.



21 jul. 2010

10 jul. 2010

PASÁBA POR AQUÍ.....



Siempre acabo tragándome mis propias palabras. No puedo actualizar el blog con la intensidad que previne en un principio this summer. Me hallo lejos de cualquier cosa parecida a un router (ahora no, obviously) desde hace unos cuantos días, y la verdad es que no era para tanto. Me estoy saneando moralmente, aprovechando el parón de red por vena.

Esta semana curro de joven comprometido con el arte en el Fib Art, imagino que soportando a gafapastas aprendices de Terry Richardson con tatuajes vintage. Afilaré mis armas. Ese es el precio que tengo que pagar para que un abono de cuatro días acabe en mi muñeca. Y lamentablemente, no podré seguir con mi labor audio-cognitiva para y con mis drugos. Alivio de muchos.

Un saludo y hasta pronto. Disfruten del verano, si pueden.