12 jul. 2009

I'M RICK JAMES, BITCH!!!



Está de moda últimamente glorificar a Jack'O, incluso los que antes no daban un duro por él. Y puestos a hablar de reyes del pop pasados a mejor vida, aprovecharé y subo un disco que no puede faltar en tu iTunes si te mola el rollo funky-bailongo.  

Rick James, que se declaraba "icono de las drogas y del erotismo" allá en los preciados 80s, yace desde 2004 bajo tierra. Desgraciadamente no tuvo tanto impacto mediático en su día como el entierro a modo de entrega de los Oscars que le hicieron a Michael.

Eso sí, musicalmente hablando, que es lo que al fin y al cabo cuenta... su música no tiene nada que envidiar a la de Jack'O. Los dos firmaron en su día con la Motown en la cuidad del motor. 

Su éxito mundial le llegó en 1981 con este Street Songs, que incluía los dos, posiblemente, mejores sencillos de este negrata ondulado. La archi-aborrecida por los medios, B.S.O's de cine independiente y Djs con pocas luces Superfreak, todo un himno generacional y la no menos excitante y recalcitrante Give It To Me, Babe.. o sea, Dáme lo negro, nena. 

Rick James fué un ídolo de la escena especialmente por su comportamiento extravagante. Sus apariciones con ropa estrafalaria y su melena rubia ondulada, a veces trenzas caribeñas, tocando un bajo que parecía inacabable calzado en botas hasta la rodilla han quedado para la posteridad.

Desde entonces hasta sus últimos días su vida estuvo rodeada de polémica, fueron famosos sus problemas legales que acabaron por llevarlo al talego. Su vicio por el sexo era insaciable, se ve que le las pegaba padre. Tampoco le hacía ascos a las drogas y el crack fué una de sus perdiciones, muy de moda en aquellos años entre los negratas.. Ya sabes, si no has estado enganchado al crack.. no eres nadie tío.

Ya véis, el Sid Vicious de la Motown. Fué un cantante, bajista y compositor de canciones tán dinámicas como lo fué su personalidad. El auténtico Superfreak del Funk. 

Aquí un clip inperdible: Glow, que refleja perfectamente el carácter de James en medio de sus días de gloria, delirios de grandeza y perversiones. Y como no, el disco. 



1 comentario:

Gohan dijo...

Excelente aporte, daunlouding...