6 jul. 2009

BANDAS SONORAS DE MI VIDA



La música en el cine es algo infravalorado en estos tiempos de consumo atroz en lo multimedia.... ¿O realmente escuchamos y asimilamos como se debe, toda la información que obtenemos de ese Maná que es Internet? 

Una B.S.O son los sentimientos que no se pueden expresar en los fotogramas. Son un extra emocional que complementa a la historia. No son nada la una sin la otra. Una banda sonora tiene además la terrible responsabilidad e importancia de poder de dañar ostentosamente e incluso a veces, mortalmente, a una grabación si se hace una mala elección.

Si no habéis perdido la costumbre de ir al cine, una buena idea es entrar en la sala 20 minutos antes de que comience la película, sentarse en la butaca con las luces bajadas y en absoluto silencio escuchar la banda sonora... Placer que corre peligro debido a la prostitución por parte de la industria del ocio, añadido a la decadencia del sector... cualquier día oyes: - Cines Rox te recuerda! envía 5454 Papichulo... a que esperas cyber-yonki!?- 

He aquí, la primera entrega de, a mi humilde opinión, las mejores bandas sonoras del celuloide. Las cuales me gustan más que la historia, otras me chifló la peli y alguna que otra son especiales para mí.. supongo. Dejándome de picaresca visceral (tenía ganas de usar estas dos palabras, simplemente) vamos al tema que es lo que cuenta negratas... 




Que te mole Amêlie es un tópico, pero gusta. Tanto a nerds de obras de culto del surrealismo francés de Truffaut como a hardcores con riñonera reebok que videoclubean los domingos de bajón. Música del genio Yann Tiersen para la obra más mágica, que ya es decir, de otro genio como lo és Jean Pierre-Jeunet. Canciones expresamente escritas para el film, y otras que aparecieron previamente en discos de Tiersen, pero la perfecta utilización en la historia hacen pensar que fueron escritas para la misma. Un disco genial.





Jackie Brown fué la tercera película de Tarantino, la menos conocida pero no por ello la peor.
Donde el enfant terrible de Hollywood vuelve a demostrar una vez más que es un extraordinario selector de las canciones que nutren sus films. Canciones dignas que sean escuchadas en el más allá para ser recibido cuando mueras, como el Across the 110th Street de Bobby Womack, ni más ni menos.





Increíble B.S.O. de una de las pelis más conmovedoras: Cinema Paradiso. Filmada por uno de los padres del cine, Giussepe Tornatore. Ni que decir tiene que la peli no sería lo mismo sin la música de Ennio Morricone, principal responsable de la mítica música del spaguetti Western. Piezas clásicas que al oírlas es inevitable recordar al puto Toto y a su maltratador Alfredo. En la versión extendida y con extras sale la escena cuando Toto le denunció por malos tratos, escena censurada en Italia ya que allí es deporte nacional. 





Una de las pelis más divertidas y geniales que he visto. Con la que posiblemente más me identifique: Alta Fidelidad. Y no precisamente por el título. No podía ser menos la banda sonora, ya que la historia va ligada a un excelente repaso de la música de los útimos 50 años y de la de calidad, además. Con un prota cojonudo como lo es John Cushack. Stereolab, Stevie Wonder o Love entre los elegidos. Mi peli de cabecera.



Música para contar historias... o para vivir. O no es sino eso lo que hacemos nosotros mismos con nuestra música preferida, aquella que ambienta nuestros mejores o peores momentos? música para nuestra historia: nuestra vida. Sin duda, la más especial de todas las bandas sonoras. Que cursi.. 

En un capítulo de Padre de Familia, Peter se imaginaba un día como sería ir siempre con tu propia B.S.O, que te acompañara todo el día a modo de hilo musical. Qué de puta madre...
Por cierto, la imagen del principio no es la cantante de los Crytal Castles después de su actuación en el Sónar, es un fotograma de Vivir Su Vida, film de Godard de 1962 que me encanta y recomiendo. Ya no se hace cine como aquel. 

Salut Mes Amis!


No hay comentarios: