13 abr. 2008

¿¿¿ FESTIVALES O NEGOCIO ???


Se abre la veda de Festivales nacionales y llega la tarea de elegir un buen evento, cosa que no es nada fácil como estan las cosas hoy por hoy. Crecen  festivales debajo de las piedras, este año se celebran en España unos 90 festivales de música, todos organizados por gente que espera llenar sus arcas con la pasta que nos dejamos los currantes medios.


Desde que puse un pie por primera vez en un Festival, estos están sufriendo una transformación  y comercialización cada vez más innevitable por parte de los responsables que los organizan.
Os pongo un ejemplo, el FIB (Festival Internacional de Benicássim), gran triunfador nacional, comenzó su andadura como Festival "INDEPENDIENTE" de Benicássim cuando se celebraba en el velódromo de la ciudad, para años más tarde acabar cambiando el nombre a Festival INTERNACIONAL de Benicássim..... esto es un caso que resume perfectamente  la idea de este post.

El colmo de los festivales se lo lleva este año el monstruo "Rock in Rio" que se celebra en Madrid. Se trata de un evento sin precedentes en España segun los medios, donde se esperan que pasen medio millón de personas durante los 5 días que durará el festival.

El nuevo modelo de festival se ha convertido en un parque de atracciones para toda la familia, donde priman las marcas publicitarias y los patrocinadores y la música queda renegada a un segundo puesto. Creando carteles incoherentes, donde tienes a dioses consagrados del rock compartiendo  cartel con el último grupo de escaparate sacado de la ultima academia de moda. Todo ello bañado con un mar de marcas, sponsors y empresas que no tienen que ver nada con la música.
   
Cada vez tienen más presencia los stands de las empresas entreteniendo a la gente con sus parafernalias. Asociando y enmascarando  sus marcas en  conceptos  cool, mezclándose con la juventud,adoptan un disfraz  underground para que los jóvenes se vean identificados con ellas mismas.

¿Dónde fue a parar Woodstock? Donde han quedado esos festivales que nacían contra el sistema, donde los músicos celebraban una ideología que hoy queda falsa entre poder presente de las marcas. 
Aún así, no tenemos más remedio que seguir  dejándonos una pasta en estos macroeventos para ver a nuestros grupos favoritos. 
Yo personalmente,  apuesto por dos Festivales que nunca me defraudan, Sónar y Fib. 
Ya pasé esa etapa de viajar por medio país para ver lo que se cocía  y me quedo con estos dos por que me parecen los más serios del panorama estatal. 
Pero con la amarga sensación de saber que nada volverá a ser como Woodstock.......




No hay comentarios: